alguien dijo que la conversacion es el sexo del alma

Nada logra detener la pasion encendida de dos personas enamoradas.

Pero el amor, como la suerte, llega cuando no la llaman, nos instala en la confusion y se esfuma como niebla cuando intentamos retenerlo.....

comer-me tus labios,

oler tu corazon,

lamer-te los dedos imaginando

esparcer miel en tu cuerpo.

Quiero estar entre tus brazos,

quiero tocarte otra vez,

quiero sentirte de noche,

cerca del mar,

saboreando un buen vino

escuchar las olas

mirar como caen las estrellas

i besarte con los labios llenos de liquido divino.